Nuestros (10) imprescindibles: sillas de diseño

Inauguramos sección hablando de sillas de diseño. Con Nuestros (10) imprescindibles queremos ir repasando distintos ámbitos de la creación de objetos, formas y espacios, haciendo una selección de 10 piezas que consideremos creaciones redondas, obras clave en en la historia del diseño o que simplemente nos resulten de interés. Por tanto, no pretende ser éste un artículo de divulgación, sino una manera de mostrar quienes somos y qué cosas nos gustan en La Habitación de Afuera.

En esta primera entrada hablamos de una pieza clave en el mundo del diseño interior: la silla. Hemos hecho un listado de diez piezas de referencia del siglo XX,  diez sillas icónicas sin las que no entendemos el diseño actual y que además nos parecen obras maestras. Veámoslas por orden cronológico:

  1. Silla Cesca (Modelo nº B32). Marcel Breuer. 1928

Marcel Breuer, arquitecto de los llamados racionalistas, fue precursor junto con otros diseñadores coetáneos (Marc Stam) del uso de la estructura tubular aplicada a mobiliario doméstico. En este caso, la estructura es un tubo de acero continuo que se va retorciendo y conformando para servir de base a la silla. Un diseño inteligente y práctico que le otorga al asiento flexibilidad sin necesidad de hacer uso de estructuras dinámicas añadidas. Aunque se fabrica con distintos acabados, nuestra favorita es la de caña tejida que presentamos en la imagen, siempre nos han gustado las mezclas de tradición y vanguardia bien llevadas.

Actualmente, es fabricada por Thonet y tiene un precio de 720 euros.

cesca breuer

 

  1. Taburete 60. Alvar Aalto. 1932-1933

No podía faltar en esta lista uno de nuestros arquitectos favoritos. Alvar Aalto fue un maestro en el trabajo de la madera en sus múltiples aplicaciones en el campo de la arquitectura y del mobiliario. El taburete 60, es una pieza de una gran sencillez y que al mismo tiempo habla mucho y bien de su diseñador. Tres patas que se curvan y un asiento plano, redondo. Gran parte del éxito de este diseño proviene de la madera de abedul curvada, técnica desarrollada por el arquitecto finlandés y que con el tiempo se convertiría en característica distintiva de sus diseños.

El taburete es fabricado por Artek, empresa fundada por Alvar Aalto y su mujer. El precio ronda los 200 euros.

taburete Aalto

  1. Modelo 939. Ray Komai. 1949

Vamos ahora con un diseño menos popular. Si por algo es reconocido el mobiliario americano de los años 50 es por la generalización del uso de la madera contrachapada. Se trata de una tecnología de la madera que, aunque utilizada con anterioridad en Europa, fue en la américa de los años 50 donde se desarrolló todo su potencial.

La silla Komai aprovecha esta tecnología para plegar una cáscara de madera de nogal, dando como resultado una pieza escultórica y con un guiño a la representación humana (podemos encontrar un rostro en su silueta).

Fue producida por J.G. Furniture Co. Actualmente no tiene distribución.

komai

  1. Round Chair (JH 501). Hans J. Wegner. 1949

Lo cierto es que hemos tenido muchas dudas a la hora de escoger entre esta silla o su hermana la Y-Chair, del mismo creador. El diseñador danés fue prolífico en sus diseños, ofreciendo en todos ellos la naturalidad del trabajo de la madera, creando estructuras orgánicas y con un alto sentido estructural. Belleza por los cuatro costados.

La silla original es fabricada por PP Møbler y tiene un precio aproximado de 4480 euros.

wegner

  1. DAR (Dining Armchair Rod). Charles & Ray Eames. 1950

Y el plástico se hizo silla. La pareja de diseñadores más influyente de la década fueron más allá del trabajo con el contrachapado propio de la década e investigaron en las posibilidades de la resina plástica, dando lugar a una serie de diseños en los que se conseguía una carcasa de plástico de una sola pieza. A este asiento se le añadían unas patas consistentes en un sistema estructural tridimensional que permitía utilizar una varilla de acero de sección mínima. El conjunto constituía una pieza de diseño inteligente y vanguardista. No es de extrañar que su presentación fuera en el mismo MOMA.

Si os gusta, la podéis encontrar, junto con otros modelos de los Eames en Vitra por un precio que ronda los 350 euros.

eames

  1. Sillón ejecutivo (serie 70). Eero Saarinen. 1950

Tanto en el diseño de mobiliario como en su arquitectura (tengamos como referente su obra más emblemática: la terminal TWA del JFK de N.Y.), nos vamos a encontrar con un trazo desinhibido, serpentino; cosa lógica quizá, si tenemos en cuenta que Saarinen se formó primero como escultor antes que como arquitecto, aunque de casta le viene al galgo (pues su padre ya fue un reconocido arquitecto del art nouveau).

Saarien nació en Finlandia y se llevó para los EEUU, donde emigró con su familia, la virtud del diseño nórdico, dejando un buen puñado de atractivos y confortables diseños, y para muestra un botón.

En Knoll, empresa con la que Saarienen trabajó casi desde el principio, la encontraremos por 1550 euros.

saarinen

  1. Modelo 3107, serie 7. Arne Jacobsen. 1955

A estas alturas os estaréis cuestionado nuestra fijación por lo nórdico. Así es, qué le vamos a hacer, pero esta silla lleva apareciendo en la planta de nuestros proyectos desde la facultad.

Culminación, en versión europea, del trabajo con la madera contrachapada. Ligera, moderna, versátil. Un clásico imprescindible mil y una vez imitado.

La conocida serie 7 del arquitecto danés surge de la colaboración con la empresa Fritz Hansen, quien sigue produciendo el modelo 3107 a un precio de 402 euros en un amplio abanico de colores.

jacobsen

  1. Superleggera (modelo 699). Giò Ponti. 1951-1957

Cambiamos de tercio y vamos ahora con un diseño que poco tiene que ver con lo anterior. Enmarcado en la corriente italiana del Novecento (aunque alejado ya de su disolución), el arquitecto milanés bebe del tradicional diseño italiano de silla y desarrolla la superleggera. Una silla bellísima en la que se adelgaza la estructura de madera de fresno (de alta resistencia), hasta el límite de su capacidad portante, dando como resultado 1,7 kg de peso, incluido el asiento de mimbre. Nos resulta muy atractiva la contradicción que encierra su diseño, aspecto frágil frente a la robustez real.

Desde el principio ha sido fabricada por Cassina, y la podemos comprar por unos 1400 euros.

superleggera

  1. Jorge Pensi. 1986-1988

Damos un salto en el tiempo y en la geografía, dejamos los EEUU y los países nórdicos para quedarnos en España, pues aunque Jorge Pensi es originario de argentina, desarrolla toda su carrera en Barcelona.

Al igual que la superleggera, la silla Toledo es fruto de la revisión de un concepto de silla preexistente. En este caso se tratará de esa habitual de las terrazas españolas. Fabricada íntegramente en aluminio anodizado, sugiere con su brillo una moderna pieza de joyería.

Fabricada por Amat en Barcelona, tiene un precio de 250 euros.

toledo

  1. Ricardo Blummer. 1993-1996

Vamos por último con una silla de corte minimalista y que mezcla la alta tecnología de la fabricación, con el buen diseño de producto. No nos ha de confundir su aspecto monolítico con su peso, pues el relleno de la silla es de poliuretano inyectado, lo cual le da una gran ligereza, dejando el uso tradicional de la madera para la estructura maciza de soporte, y para la finísima chapa que recubre toda la pieza.

Fabricada por Alias, podemos comprarla por 358 euros.

laleggera

Lo sabemos, no están todas las que son, pero son todas las que están.

 

Share your thoughts